17 de noviembre de 2008

Os presento a mis queridos alumnos-amigos-compañeros

Sobre la base de 30 años de práctica, en estos dos últimos, el avance y la evolución, las sensaciones y la profundidad en mi Karate Do, han sido posibles gracias todos vosotros.

Cuando uno se siente un compañero más, sin la presión y la responsabilidad de ser únicamente profesor.
Cuando el trabajo es de todos, el respeto mutuo y el esfuerzo compartido.
Cuando se respeta la individualidad dentro de un camino común.
Cuando la ilusión y el espíritu del Do se expresan dentro y fuera del tatami.

Entonces, todo es posible.

Treinta años de práctica pueden convertirse en un peso muerto, una base puede solidificarse tanto que no te deje avanzar.
Sin embargo, me siento más vivo que nunca; mi base se mueve continuamente, porque, aunque sólida, se deja llevar por la corriente, busca nuevos recodos en los que aprender y luego se vuelve a dejar llevar.

Este recorrido no es posible sin vuestro apoyo.

El Karate se debe interiorizar, hacerlo propio.
El Camino del Karate se debe compartir, nunca se está solo.

De la unión de estos dos nace el Karate Do.

Gracias compañeros. José Cáceres

Aquí los teneis

6 comentarios:

Javierito Papafrita dijo...

Estoy encantado de pertenecer a este grupo de personas con un "fin común".

Quisiera agradecer a José Cáceres Sensei las palabras que nos dedica en la entrada y desear que todos y todas tengamos fuerza y ganas de seguir (por lo menos el resto de nuestra vida) practicando karate-do.

Un saludo y mis respetos a todos y todas.

JoseLito José dijo...

Muchas veces cuando hablamos del karate y su gente, surge el término japones "ryu", que puede traducirse como escuela, clan o familia. De hecho, así es como yo lo veo, y así os considero: "una pequeña familia".
Ya lo decía el Maestro Zen Deshimaru: "por una mano abierta puede pasar toda la arena del desierto, una mano cerrada no estrechará sino unos cuantos granos de la misma".
Un abrazo.

Mate ne!

juanka dijo...

Ya he recuperado la clave!!!!
Muy chulo el video, aunque se ha descubierto mi estrategia para los katas...
solo tengo que decir que raul es una maquina de matar, la parte final del video es raul dando ostias como panes.
saludos compañeros

joaquin dijo...

Gracias Jose por tus palabras, porque, aunque no lo pretendan, nos dan fuerza y energía para seguir practicando y viviendo el karate cada día.
A veces me cuesta mucho trabajo expresar y hacer ver y entender a cualquier amigo o familiar porqué el karate-do no es un deporte o una forma de aprender a defenderse y atacar, sino que el karate, al menos el que nosotros practicamos, es no ya algo más, sino mucho más.
Creo que la mejor forma de que los demás se den cuenta de lo que tu haces, es tener constancia en la práctica de nuestro karate-do, hacerlo un estilo de vida, conseguir que poco a poco se vayan interiorizando sus formas para, así, poder exteriorizar desde nuestro interior todo lo aprendido, todo lo vivido y así, sin palabras, poder expresar qué es para nosotros el karate-do y que quien esté interesado o interesada pueda percibirlo a primera vista.
Un abrazo a todos y a todas.

RI dijo...

me gustaria agradecerle a mi maestro jose caceres esas palabras que nos dedica, y sobre todo agradecerle la entrega,pasion y el espiritu que intenta de tansmitirnos cada dia con su karate-do.

gracias a ti jose caceres,sin ti no seriamos ahora la gran familia que somos.

un abrazo.

davib dijo...

Yo, la verdad es que me alegro mucho de haberos encontrado. Perdí mucho tiempo durante el que, en mi opinion, la practica del karatedo me hubiera ayudado mucho en muchos aspectos de mi estilo de vida. Olvidé muchas cosas pero guardé otras tantas que con mucha alegría he ido sacando desde que os encontré. No quiero ponerme sentimental pero al leer las palabras que nos dedica nuestro maestro no puedo evitar sentirme parte de la pequeña familia a la que hace referencia JoseLito.

Muchas gracias por tus calidas palabras Sensei.