13 de enero de 2009

Pepe Navarro, Kobukan


A través de esta entrada quisiera agradecer al instructor, amigo y compañero José Navarro Parra (Pepe) su aportación al Karate Do y al Jutsu.

Su trabajo de Bo y Ken me impresionaron desde el primer momento. Sus años de práctica han sentado unas sólidas bases, que llegado el momento, ha tenido el corage y el buen hacer de sacudir, surgiendo de ellas un camino propio que comparte con muchos compañeros.

Mi agradecimiento por su entrega y su disposición siempre que le he pedido prácticar juntos, su forma de ver el Bo y el Ken me llenaron de ilusión.

Lamento no poder disponer de más tiempo para practicar juntos.

Para conocerle, nada mejor que transcribir un articulo suyo sobre lo que es el Keiko.

Dice así :

"KEIKO
Cuando practiquemos, debemos reflexionar sobre lo que estamos haciendo e intentar mejorarlo. La práctica debe ser un asunto de la mente y no solo del cuerpo. No debemos practicar nunca con la idea de que lo que nosotros hacemos es lo mejor, sólo porque nos hemos habituado a una forma de movimiento determinado y entendamos que esa, es la manera más natural de hacerse. La mecanicidad es la enemiga del progreso y uno de los más fuertes enemigos a batir. No hay que pensar que en nuestro sistema o en nuestro estilo, todo esta dicho y, que ya ha sido construido y cerrado. Debemos ser fieles a un sistema, pero no esclavos, comprender nuestra raíz como practicante y estar agradecidos a los que nos han dado el conocimiento que poseemos, pero estar despiertos al cambio y modificar ese conocimiento en la medida que nos demos cuenta que es necesario.
Actualizar todo lo sabido a través de la práctica consciente, esa, es la modificación a la que me refiero y no tanto, a quitar o incluir detalles o técnicas, que solo pudieran aportar extensión, pero no profundidad a nuestro sistema.Modificar no significa cambiar a nuestro antojo todo aquello que no se ajuste a nuestra manera de entender y pensar. Y pensar que es eso lo correcto. Debemos saber modificar nuestros propios planteamientos. No estar cerrado nunca a la posibilidad de que, son los otros los que pueden tener razón y así poder beneficiarnos de su experiencia. Si no lo hiciéramos, caeríamos en una contradicción, pues haríamos todo lo contrario a aquello que intentamos promulgar, la reflexión y el discernimiento como valor y fuente de progreso.
Keiko debe ir más allá del entrenamiento físico o técnico desde el punto de vista deportivo, más allá de conseguir ciertas habilidades motoras que nos aportan cierto dominio del arte. Keiko debe ser, por tanto, una forma profunda y avanzada de entender la practica, ya que toda técnica, todo concepto, es filtrado a través de la razón y comprobada su eficacia con la experiencia de la practica.
Si llegamos a entender el Keiko bajo este punto de vista, tendremos asegurado el futuro como practicante, ya que el conocimiento será de primera mano. Y si logramos que Keiko sea una forma de entender la vida, fuera del ámbito del Karate, tendremos también asegurado el progreso como seres humanos.
José Navarro Parra"

Mis respetos
José Cáceres

2 comentarios:

Elisa dijo...

Quiero agradecer a José Cáceres sensei la reflexión que hace sobre mi maestro. Es un honor tener a Pepe Navarro como sensei ya que la practica con él se enriquece por su experiencia y generosidad. Yo Practico Karate y Bojutso y no descarto ampliar mi trabajo de armas ya que con su buen hacer logra despertar nuestro interes por conseguir aunque sea un solo apice de su precisión y elegancia. Aprovecho para saludar a los compañeros de práctica y desearles salud y alegria.

JoseLito José dijo...

Frente al pensamiento dogmático, de creencias establecidas, verdades absolutas, donde nada ni nadie puede (debe) salir de la norma, me agrada ver que muchos de nuestros maestros, y sobre todo a los que conozco (José Navarro, Gustavo Reque o José Cáceres, etc...), propugnan un camino radicalmente diferente, de búsqueda continua, de cuestionamiento y enriquecimiento personal... Aspectos que no sólo deberían dirigir nuestro Camino, sino nuestra vida cotidiana. No se puede decir que el karate, en nuestro caso, no tenga aplicación fuera del dojo…eh?
En fin, ya lo decía aquel: …desaprender para desenseñar ...".

Mate ne!!